La aparición de arañas vasculares condena a esconder hasta las piernas más bonitas.

No siempre van acompañadas de un problema de circulación, pero siempre hay que descartarlo con un doppler previo al tratamiento.

Suelen aparecer en muslos y pantorrillas fundamentalmente y el tratamiento más extendido y eficaz es la esclerosis, que consiste en infiltrar un producto que irrita las paredes internas del vaso y hace que se adhieran. De esta forma, las arañas van desapareciendo paulatinamente. Si el producto se inyecta a una temperatura de -20ºC, el efecto agresor del frío potencia los efectos y el resultado es más rápido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies