El sudor excesivo en manos y axilas es un incomodo problema que dificulta las relaciones interpersonales y, a veces, impide actividades tan sencillas como escribir en un papel. Las infiltraciones con toxina BOTULÍNICA en manos y axilas consigue normalizar la sudoración durante unos seis meses.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies