INDICACIONES

Reafirmar la piel envejecida y darle luminosidad, consigue un efecto lifting sin cirugía.

DESCRIPCIÓN DEL TRATAMIENTO Y PRODUCTOS EMPLEADOS

Consiste en infiltrar superficialmente, manual o con pistola, una mezcla de sustancias que estimulan el aporte de oxígeno y la vascularización de la zona y aportan los elementos necesarios para que el fibroblasto se active y sintetice colágeno. Las arrugas se atenúan y el aspecto de la piel rejuvenece. Se infiltra el producto en las arrugas, siguiendo las lineas de tensión de la piel, o por toda la zona a tratar.

Se emplean productos que permiten una reestructuración del tejido cutáneo, permiten una mejor construcción proteínica  y estimulan la síntesis del colágeno.

Podemos infiltrar en combinación con estos productos ácidos hialurónico que rehidrata la zona.

Los resultados suelen observarse aproximadamente a los 15 días después de terminado el tratamiento.

SESIONES

Se recomienda realizar tres sesiones semanales,  una cada semana, durante tres semanas seguidas. Algunas pacientes con la piel muy envejecida requieren una sesión adicional. Cada sesión tienen una duración aproximada de 15 minutos.

MANTENIMIENTO

Se recomienda repetir el tratamiento cada tres meses. Algunas pacientes deben realizar una sesión de recuerdo al mes.

EFECTOS SECUNDARIOS

Pueden aparecer hematomas consecuencia de la infiltración, que suelen ser transitorios. Es importante no exponerse al sol con los hematomas porque podría permanecer una sombra en la zona. Puede aparecer enrojecimiento transitorio o edema en la zona tratada. Se debe evitar la exposición solar durante el tiempo en que se está realizando el tratamiento para evitar problemas de manchas en la piel.

Debe contemplarse la posibilidad de una reacción alérgica general grave.

CONTRAINDICACIONES

Contraindicado en pacientes que presentan alguna infección en la piel, problemas de coagulación, atopias y alergias cutáneas.

Las pacientes con “pánico” a las agujas es recomendable que realicen otros tratamientos alternativos.

No recomendamos realizar ningún tratamiento en pacientes embarazadas o en periodo de lactancia.