Unas manos envejecidas, manchadas, deshidratadas y excesivamente delgadas, delatan la edad por muy cuidado que este nuestro rostro. Para las manchas combinamos tratamientos locales con láser o luz pulsada con peelings y cremas despigmentantes y regeneradoras. Una piel muy fina y atrófica puede mejorar con infiltraciones de VIT, factor de crecimiento epidérmico y hialurónico o Radiesse.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies