El fotoenvejecimiento en esta zona no perdona ni a las pieles mas agradecidas.
Con el paso de los años y la exposición solar, el escote pierde elasticidad, aparecen discromías (manchas y zona enrojecidas) y arrugas verticales que delatan nuestra edad. Todos los tratamientos de rehidratación y revitalización son beneficiosos para esta zona tan sensible de nuestro cuerpo. La mesoterapia facial, la biosestimulación con plasma rico en plaquetas, la toxina botulínica en la zona de las arrugas verticales y los tratamientos con IPL y LEDS, unifican el tono y rejuvenecen la piel de esta zona.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies