La mesoterapia facial con vitaminas, y en ocasiones combinada con ácido hialurónico, aporta a la piel la hidratación que ha perdido con el paso del tiempo.

El aporte de sustancias hidratantes y revitalizadoras puede realizarse con distintos métodos: por ionización, por electroporación o infiltrando el producto. Cada vez está más extendida la opinión de que la pequeña agresión que produce el pinchazo es fundamental en el estímulo de la formación de colágeno. Cuando se infiltra el producto, el tratamiento es más eficaz y los resultados más satisfactorios.

Combinar tratamientos potencia el resultado de los efectos. La radiofrecuencia post-mesoterapia o la terapia LED (revitaligh) siempre es recomendable.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies