Retensado facial: Lifting sin cirugía

La pérdida del óvalo facial y el descolgamiento de la cara son los primeros signos de la flacidez en nuestro rostro, hoy podemos combatirlo sin tener que pasar por el quirófano.

La infiltración de productos estimuladores de colágeno siguiendo líneas vectoriales, personalizadas en cada caso (Atlean, Radiesse…) ayudan a redefinir el óvalo facial. Si esto lo combinamos con Exilis, radiofrecuencia, luz pulsada o LEDs, e incluso con peelings medios, podemos conseguir unos resultados sorprendentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies