Con la edad las orejas se agrandan y el lóbulo pierde tersura y volumen. Los agujeros hechos para llevar pendientes también aumentan su tamaño y se arruga la zona preauricular. La infiltración de ácido hialurónico en el lóbulo inferior de la oreja y de la zona preauricular es una técnica sencilla y muy agradecida, aunque en algunas ocasiones es necesaria la cirugía.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies